¡Esto sí, Cambia todo! Evidencias para la Resurrección de Jesús, Parte final

Finalmente, entrego la TERCERA PARTE de las evidencias para la resurrección de Jesucristo. Por cierto, no es la última evidencia. La última evidencia no puede ser ignorada ni minimizada. ¡Esta evidencia es la MAS GRANDE! Me explico.

La tercera evidencia es ésta… es un hecho “de peso..!” Me refiero a la piedra enorme, pesada. Estába en posición contraria, la que fue metida en una zanja con pendiente hacia abajo. Para acceder a la tumba esta piedra habría sido removida o botada o quitada de su lugar. Claramente no fueron las mujeres que llegaron en la mañana que corrieron la piedra. Tampoco fue removida por personas quienes estaban apurando para robar el cuerpo. Esa inmensa piedra fue sacada por fuerzas sobrenaturales, es decir, por los ángeles.

¿Qué importancia tiene la piedra? Es simple. No fue para Cristo Jesús que se corrigió la piedra, puesto que El pudo transportar su cuerpo celestial de un lugar a otro. Por ejemplo, lo hizo cuando entró unos días después en la habitación cerrada donde estaban los discípulos. ¡No! La piedra fue movida para permitir a las OTRA PERSONAS mirar adentro para corroborar y confirmar la ausencia del cuerpo de Jesús. Es decir, la piedra removida permitió a todos y a cualquiera confirmar que CRISTO JESUS HABIA RESUCITADO, y ¡QUE LA TUMBA ESTA DESOCUPADA!

¡Los Mensajeros celestiales dijeron que la TUMBA estaba vacía!

¡Este es el mensaje del Evangelio de Cristo! Esta evidencia es en CUMPLIMIENTO de la profecía de su resurrección. Por tanto, esta verdad blinda como acero impenetrable el mensaje del Evangelio de Cristo! Esta maravillosa verdad que Cristo Jesús resucitó que fue confirmada por amigos y  enemigos por igual. Es la verdad que sacudió el mundo entero.

Hemos mirado brevemente a las evidencias circunstanciales que confirman la resurrección. Hay otras más también, como los testimonios de quienes lo vieron vivo después de resucitado, y las mejores explicaciones para los resultados posteriores de su resurrección. Pero no hay nada más convincente que la verdad que los mismos enemigos de Jesus, los lideres religiosos y romanos, quienes le sentenciaron a la muerte TAMBIEN fueron convencidos de esto.

El Dr. Gary Habermas, considerado un experto moderno en la resurrección de Jesús, dice así, “Durante los 2.000 años después del evento de la resurrección han habido muchos intentos por incrédulos a explicar lo que sucedió a Jesús en términos naturales y todos han fallado. Las autoridades judías en Jerusalén poseían el poder, los motivos y la ubicación para investigar a fondo la proclamación de los apóstoles de la resurrección. Ellos sabían de la muerte y sepultura de Jesús. ¡Aunque estaban posicionados de manera ideal a desenmascarar un error, NO REFUTARON LAS EVIDENCIAS” de la Resurrección!

Hubo un hombre que se llamaba Saulo de Tarso, otro de los muchos escépticos sobre la fe cristiana, quien fue transformado por un encuentro con el Cristo resucitado. Escuche sus palabras, las cuales están fuertemente fundadas en los reportes de testigos oculares de este evento.

“Porque yo os entregué en primer lugar lo mismo que recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;

4  que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

5  que se apareció a Cefas y después a los doce;

6  luego se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales viven aún, pero algunos ya duermen;

7  después se apareció a Jacobo, luego a todos los apóstoles,

8  y al último de todos, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí.” 

(1 Corintios 15:3-8, LBLA)

Ahora usted ha leído algunas de las evidencias más contundentes para la Resurrección de Cristo Jesús. Le invito a responderá con gratitud, amor y con humildad ante El. Entréguele su corazón, rinde su vida a Cristo.

El promete darle vida eterna. El Cristo Resucitado lo asegura.

Resumiendo los tres posteos, para captar la totalidad de las evidencias, lee de nuevo aquí el primer posteo. También puede leer el segundo posteo acá.

Siempre Vivo, Cristo es mi única esperanza! Puede ser la suya también.

David L. Rogers, M.A.Min.
Santiago, Chile

¿Quiere comentar? Escribe acá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .